Blog

CASCANUECES: Los distintos sistemas para abrir frutos secos.

Hoy en día nadie pone en duda que los frutos secos son muy saludables, es por ello que los médicos y nutricionistas recomiendan su consumo, en ocasiones cuando tenemos que decidir que sistema de apertura comprar para abrir nueces, avellanas o almendras no tenemos muy claro por cual decantarnos, vamos a intentar arrojar un poco de luz sobre el tema para ayudarnos en nuestra elección.

Existen principalmente dos sistemas de apertura o cascanueces de frutos secos:

1.- Cascanueces de presión.

2.- Cascanueces de palanca.

Cascanueces de palanca en madera de olivo
Cascanueces de Artesanía Armaior

Veamos con detenimiento cuales son y en que consisten los Cascanueces de Presión, en ellos hemos de ejercer presión con la mano y el brazo para partir la cáscara del fruto, existen distintos tipos: los sistemas de rosca o tornillo sin fin, los sistemas de tenaza y los sistemas de golpe seco o percusión.

ROSCA

Los sistemas de apertura de tipo rosca o tornillo sin fin, son pequeños dispositivos con un hueco donde se introduce el fruto y una rosca o tornillo sin fin que giramos con la mano hasta romper la cáscara, están hechos de madera y indicados principalmente para abrir nueces, no así otros frutos secos más duros, una de sus ventajas es su pequeño tamaño lo que esta muy bien si te lo quieres llevar a un picnic.

TENAZA

Los sistemas de tenaza, suelen estar hechos de metal y se usan colocando el fruto seco entre las fauces de la tenaza y presionando con la mano, por que hace falta fuerza en el brazo,también se recomienda para nueces aunque no tanto para frutos más duros como las almendras, su tamaño también es pequeño y al estar hecho de metal es muy resistente.

PERCUSIÓN

Los sistemas de golpe seco o percusión, aquí englobaríamos aquellos que suelen estar compuestos de una peana y un martillo o percutor generalmente de madera, son más aparatosos que los anteriores y más difíciles de usar.

Por otro lado nos encontramos con los Cascanueces de palanca que pueden ser de metal o de madera, para abrir los frutos no hace falta tener fuerza en las manos o el brazo, la fuerza la ejerce la palanca, son rápidos y mantienen bien la integridad del fruto seco, es decir, es posible extraer el fruto de la cáscara casi entero, por contra ocupan más espacio, son los más indicados para las personas mayores o los niños que poseen menos fuerza en sus manos pero que con este sistema pueden abrir los frutos secos sin esfuerzo.

A la hora de decantarse por un sistema u otro habrá de tenerse en cuenta el uso que se hace del mismo no será igual comprar un sistema para uso ocasional que uno para uso diario o intenso, en este último caso es recomendable comprar un sistema de apertura echo con materiales de alta resistencia que garanticen y prolonguen la vida útil del sistema de apertura escogido, además será interesante tener en cuenta su polivalencia, es decir que el sistema sea capaz de abrir distintos tipos de frutos secos: no solo nueces sino también almendras y avellanas.

Si eres un gran consumidor de frutos secos es problable que tengas más de un sistema de apertura dependiendo de las circunstancias, uno para llevar en el bolso de palanca o tenaza y otro para tener en casa y abrir grandes cantidades sin dejarse el brazo en la tarea como el de palanca. Sea como sea: Buen provecho!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.